La bella Costa del Maule se destaca como panorama para este verano por sus playas, caletas y espacios naturale asi como por su gastronomía y costumbres. Comprendiendo las comunas de Vichuquén, Licantén, Curepto, Constitución, Chanco y Pelluhue, las zonas pesqueras, gastronómicas y de turismo aventura no dejan indiferente a ningún viajero.

 

 

En Vichuquén puedes visitar a los artesanos que elaboran cerámicas de arcilla blanca, tallados en madera y tejidos a telar. También encontrarás la Reserva Nacional Laguna Torca, Reserva Nacional Federico Albert, Reserva Nacional Los Ruiles y la Reserva Nacional Los Queules, donde encontrarás una gran diversidad en flora.

Y si eres amante de las olas y las playas, no puedes dejar de visitar las caletas de Boyeruca, Duao, Pellines, Loanco, Pelluhue y Curanipe.

Duao: Es el principal balneario de la provincia de Curicó, a hora y media de dicha ciudad. Extensas y desérticas playas y uno de los centros gastronómicos del litoral maulino. Incluye la segunda caleta de pescadores artesanales más grande de Chile siendo un atractivo particular los bueyes empleados para sacar del mar los botes de pesca. Desde la playa Duao se pueden también organizar pequeñas excursiones en bote a la descubierta de la naturaleza marina.

Constitución: Ubicada a hora y media desde Talca,  la principal ciudad puerto de la región, conocida como la “Perla del Maule”, posee diversos atractivos para los visitantes. Desde su amplia gastronomía marítima, sus apacibles y ventoleras playas de arena oscura, en donde se ubican diversas formaciones rocosas, como la Piedra de la Iglesia y la Piedra del Elefante, hasta paseos en lancha por la desembocadura del río Maule, en donde está la isla Orrego, y caminatas hacia el cerro Mutrún. Hospederías, hospedajes, hoteles y camping forman parte de los sitios en donde puede pasar la noche en esta encantadora localidad del litoral maulino.

Boyeruca: Las salinas de Boyeruca se llenan de espectáculo durante enero y febrero, y su «Festival de la Sal» las llena de alegría en Yoncaven la última semana de enero. ilmperdiblel. Si quieres una experiencia más intima, puedes conseguir un guía entre los pobladores y ver a través de sus ojos la mágica mezcla de sal y mar en Boyeruca.

Curanipe / Pelluhue: Son el foco de la fiesta y la bohemia veraniega en la costa del Maule sur. Hasta estas latitudes llegan famosos para hacer shows en los locales a la entrada de Pelluhue. La semana Pelluhuana acapara la atención de los visitantes, con diversas actividades de entretención familiar. Las playas se atiborran de gente en el verano. La caleta es el lugar perfecto para la compra y consumo de mariscos crudos y cocidos. Si desea mayor tranquilidad y menos ruido, le recomendamos visitar Curanipe – en mapuche “piedra negra” y las decenas de playas que hay hacia el sur de ahí, como Chovellén, Tregualemu y Arcos de Calán.

Chanco: Se ganó su declaración como Zona Típica el 2000 por mantener un estilo de construcción típico de los poblados coloniales, con fachadas continuas y corredores en un piso. No puedes dejar de comprar los famosos quesos Chanco , que con el fin de mantener la tradición en febrero tiene su fecha clave ya que se organiza la Feria del Queso que convoca a productores artesanales de la zona y el resto del país. Te recomendamos ir al litoral de Chanco, las arenas negras de la playa El Monolito son ideales para hacer trekking en las dunas y practicar pesca de orilla. A dos cuadras al poniente de la Plaza de Armas se encuentra la Reserva Nacional Federico Albert.

Pellines: En medio de la ruta entre Constitución y Pelluhue se ubica esta localidad, costera y de “ruralidad” pura. Aquí todavía es posible ver animales pastando en las cercanías de la playa. Un pequeño caserío con no más de cuatro locales comerciales en el sector de Papirúa es todo lo urbano que podemos encontrar. El resto, simplemente playa y campo.

 

Viaja distinto, vive en #ModoLluqi

Comments

comments