Santiago de Chile es un gigante cosmopolita que se abre paso entre las grandes capitales del mundo, vibrante y moderna pero sin perder su esencia, no hace falta ir muy lejos para disfrutar panoramas y actividades para todos los gustos, bolsillos y tiempo. Chile es conocido por sus paisajes y destinos naturales dejando la ciudad en un segundo plano, vamos a demostrarte que la urbe santiaguina tiene mucho para ofrecer:

Cerro San Cristóbal

El Parque Metropolitano engloba parte de las atracciones turísticas de Santiago, en sus 722 hectáreas hallarás el santuario y mirador de la Virgen del Cerro San Cristóbal, el funicular (que data de 1925), el teleférico, el Zoológico Nacional de Chile, piscinas, senderos, zonas de picnic, juegos para niños, pistas deportivas e incluso un observatorio astronómico. Es visita oblidaga para locales y foráneos, pero trata de no ir en fin de semana.

 

Palacio de la Moneda

El Palacio de la Moneda es el lugar histórico más emblemático que ver en Santiago de Chile. Aquí fue acorralado el presidente Salvador Allende en septiembre de 1973, cuando se quitó la vida tras el asedio por parte de los golpistas de Pinochet. Su nombre se debe a que ocupa el lugar de la antigua Casa de la Moneda, inaugurada en 1805. Es la sede del Presidente de la República de Chile, el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, la Secretaría General de Gobierno, el Ministerio de Desarrollo Social y la Secretaría General de la Presidencia.

Cajón del Maipo

El Cajón del Maipo es un imponente  cañón andino a pocos kilómetros de Santiago. Es el plan perfecto para desconectar de la ciudad y el estrés sin tener que ir muy lejos. Si eres  amante de los deportes de riesgo y aventura este es tu lugar perfecto. En invierno puedes explorar la zona con raquetas de nieve, mientras que el resto del año las actividades más demandadas son los paseos a caballo, descenso de cañones, rafting, senderismo y bungy jumping.

Museo de la Memoria y los Derechos Humanos

Chile sufrió una de las dictaduras modernas más recordadas en la memoria mundial. El general Augusto Pinochet fue el cabecilla de un golpe de estado que derrocó al gobierno de Salvador Allende en 1973, permaneciendo en el poder hasta 1990. Durante esos años, el dictador y sus hombres llevaron a cabo un sinfín de atrocidades y crímenes que castigaban a cualquiera que osara oponerse a los ideales del régimen. El Museo de la Memoria y los Derechos Humanos fue inaugurado en 2010 por la presidenta Michelle Bachelet, con el propósito de dignificar a las víctimas y sus familias, además de invitar a la reflexión sobre la importancia del respeto y la tolerancia en la sociedad actual para evitar repetir errores del pasado.

Museo Chileno de Arte Precolombino

Si te gusta la Historia, otro de los lugares que ver en Chile es el Museo Chileno de Arte Precolombino. Las exposiciones permanentes son: Mesoamérica, Chamanismo en el Caribe, arte de la boca del Amazonas, Andes Centrales, Andes del Sur y Área Intermedia. El objetivo del museo es mostrar a los visitantes que Sudamérica tiene un alma ancestral y una historia común. Un sueño idílico que siempre mantuvo vivo en su mente su fundador.

Cerro Santa Lucía

En el corazón de Santiago de Chile se halla el cerro más visitado de la ciudad. Con sus 629 msnm, el Cerro Santa Lucía es uno de los lugares que visitar en Santiago. Silencioso y verde, lleva observando los acontecimientos que ocurren en la ciudad desde su fundación, en el siglo XVI. Fue llamado Huelén por sus antiguos pobladores y no sería hasta finales del XIX cuando cambiaría su aspecto por el del atractivo paseo que es hoy en día.

Aquí encontrarás reliquias del pasado colonial chileno, el Castillo Hidalgo y distintas terrazas. Puedes disfrutar de tours gratuitos los domingos y lunes a las 10 am.

Plaza de Armas de Santiago de Chile

Una de las cosas principales que hacer en Santiago de Chile es visitar su Plaza de Armas, que aglomera una buena cantidad de los edificios más emblemáticos de la ciudad: la Catedral Metropolitana, el Correo, el Museo Histórico Nacional y el edificio de la Municipalidad de Santiago. Pero lo mejor de la Plaza de Armas es la vida que tiene.

Artistas, músicos callejeros, pintores, gente jugando al ajedrez… Turistas y locales de todas las edades se mezclan sin ningún tipo de prejuicio.Es el espejo del actual Santiago de Chile

Parque O’Higgins

El pulmón verde de Santiago de Chile era, en el siglo XIX, una zona forestal donde se podía pasear a caballo. Hoy en día, además de una zona verde con lagunas artificiales, es también sede de festivales y ferias. Desde el 2011, más de 100.000 personas se dan cita cada año a finales de marzo (o principios de abril, dependiendo del calendario) para disfrutar del festival Lollapalooza. Bandas de música indie, rap, punk rock y rock alternativo hacen vibrar a los asistentes en 6 escenarios distintos.

Gran Torre Santiago

Nada menos que 300 metros de altura y 62 pisos tiene la torre más alta de Iberoamérica. De hecho, se trata de la cuarta más alta en todo el Hemisferio Sur, siendo superada sólo por las australianas Torre de Sídney (309 m) y la Queensland Number One (323 m), y la Sky Tower (328 m) de Nueva Zelanda.

Desde los pisos 61 y 62 podrás tener las mejores vistas que ver en Santiago de Chile. En el 61 será a través de un vidrio y en el 62 al aire libre (con visión 360 grados).

Barrio Bellavista

Recorrer el barrio Bellavista debe encontrarse en los puestos de honor de tu lista de cosas que hacer en Santiago de Chile. Este barrio bohemio se encuentra en las faldas del Cerro San Cristóbal. Sus coloridas casas albergan, hoy en día, restaurantes de autor, teatros, universidades y discotecas, convirtiéndolo en uno de los barrios más visitados de Santiago. Es también el lugar ideal para la fiesta nocturna

A mediados del siglo XX, el gran poeta chileno Pablo Neruda se construyó aquí una casa, siguiendo a otros artistas. La llamó La Chascona y se puede visitar. Otra vieja casona de Bellavista que merece la pena una visita es el Palacio Lehuedé, también conocido como la Casa Roja.

Museo a cielo abierto en San Miguel

En la comuna de San Miguel, vecinos y artistas han aunado sus fuerzas para convertir su decaído barrio en un museo al aire libre. Decenas de grafitis en las fachadas de los edificios muestran el amor de su gente por su cultura y tradición.

Barrio Lastarria

Otro barrio bohemio imprescindible donde encontrar música, artesanía y lugares con encanto. A pesar de ser muy turístico y ser caro, merece igualemente la pena dar un paseo. Si te gustan los helados Emporio la Rosa, marca nacional chilena te fascinará.

 

Recuerda que Sanriago es un destino #Lluqi. Viaja distinto, vieve en #ModoLluqi

Comments

comments